Todas las entradas de: Eric

Recuperandome de mi lesión de espalda – Hostal Vista Verde, Mi hogar por estos días

Casi me rompo la espalda cuando salté de una cuerda al lago de Flores. Pasé mi rehabilitación en un paraíso en el medio de la selva en Guatemala Central. De familia Guatemalteca de origen Maya, este Hostal es el único en Lanquin que no es de propietarios extranjeros.

Mira que hermosas y naturales son las areas comunes y las pequeñas cabañas:

Seguir leyendo Recuperandome de mi lesión de espalda – Hostal Vista Verde, Mi hogar por estos días

Una caminata a las Legendarias Piscinas de Semuc Champey – Un viaje para recordar

Esta es la razón por la que uno visita Guatemala. Esta es la razón por la que soportas un viaje de 10 horas en un bus de hace 20 años. Este lugar es la razón por la que viajas una hora por un camino de tierra y piedras en la parte trasera de una camioneta pick up desde el pueblo más cercano. Siéntete libre de perderte de todo lo demás que ofrece Guatemala pero si no visitas este lugar mejor no digas que visitaste este hermoso país.

Seguir leyendo Una caminata a las Legendarias Piscinas de Semuc Champey – Un viaje para recordar

Superando tus Miedos – Mi Primer Aventura tras terminar en un Hospital de Guatemala

Hace diez días sufrí un accidente con una cuerda, en un lago y contra una pared. Terminé en el hospital. No fue agradable, para nada placentero. Por casi una semana lo único que era capaz de hacer es caminar desde mi cuarto al baño o a la sala común del hostal en el que estoy de voluntario.

Este Hostal se encuentra en el Pueblo de Lanquin, lugar localizado en el centro geográfico de este hermoso País. Lanquin se encuentra a solo 10 kilómetros de Semuc Champey, una de las Maravillas Naturales más hermosas de Centroamérica. Pronto haré una publicación de mi aventura ahí.

De un Columpio a un Río Guatemalteco

Como viajero y aventurero la necesidad de estar en movimiento constante es muy fuerte. Está en tu sangre. No puedes evitar sentirte ansioso cuando te quedas de más en un lugar. Comenzaba a sentirme intranquilo y me encontraba de mal humor todo el tiempo. Todos los días hacia flexiones e intentaba hacer pequeñas caminatas en el terreno del hostal pero en menos de 30 pasos el dolor en todas las piernas era insoportable. Claro que poco a poco iba mejorando, finalmente llegó el día en el que me sentía listo para una caminata por la selva. Surgió una oportunidad y la tomé sin pensarlo dos veces.

Ella es Jaimee, fue mi compañera en esta aventura y durante los últimos dos días. Esta chica Austrliana estaba dispuesta a todo. Caminamos por la selva, me destruyó jugando al Dominó, tomamos tequila y de hecho tengo un video de ella saltando del columpio al río.

Has escuchado que algunas personas dicen: Lo mejor que puedes hacer después de un accidente de automóvil es volver a conducir lo más pronto posible.

Bueno, para mi esa es la manera más efectiva de superar mis miedos y liberarme de cualquier inseguridad con la que cargo en mi espalda.

Me gusta pensar que soy una persona radical. Me gusta hacer las cosas lo más pronto posible y quitarme el peso de encima pronto. La única manera de deshacerme de este miedo que adquirí al aventarme de una cuerda a un lago es haciéndolo de nuevo.

Conocí a un grupo de personas muy agradable en el hostal en el que estoy de voluntario. Todos ellos iban a ir al río a hacer Tubing (Recorrer el río en donas inflables) y a aventarse al río de una cuerda. Ahí es cuando encontré mi oportunidad de enfrentar mi miedo. Tuvimos que salir a las 8 de la mañana ya que es una caminata de pocoa más de 2 horas para llegar. Para mi es perfecto, siempre he disfrutado de una buena caminata con personas agradables ya que no solo es la experiencia de la caminata sino que también puedes compartirla con estas personas que les gustan las mismas experiencias que a ti.

Para mi este fue un gran reto porque no estoy totalmente curado. Pero tras esas dos agotadoras horas logré llegar al lugar en donde mi miedo más nuevo se encontraba.

Pero hey, los miedos existen para ser conquistados.

Me encontraba un poco dudoso al principio pero después de ver algunas personas llegó mi turno. Así que nada de mezclar lugares o actos valientes, usé el columpio de la manera correcta y segura. Me subí a la roca, me senté en el columpio y me aventé…

Claro que tenía que llevar mi GoPro, tenía que documentar esto! Tuve suerte de que Shahar de Israel también llevó la suya así que tengo este video desde dos puntos de vista.

Estuvo guay. No tan excitante como otros columpios o cuerdas de los que me he aventado pero es un inicio. Llamemosle el primer paso de mi rehabilitación. Tengo que admitirlo, estaba un poco asustado de los dos postes, los sentí muy cerca cuando pasé entre ellos. Al final fue un salto sin nada fuera de lo común además del ligero dolor en la espalda cuando golpeé el agua.

Tubing en los rápidos del mismo río

Bueno, ya estoy aquí y ya me siento un poco más confiado para tomar un poco de riesgos. Así que decidí unirme al grupo que dos kilómetros río arriba van a hacer Tubbing. Justo debajo de una cascada que llega desde Semuc Champey. Qué podría pasar? Mucha gente lo va a hacer, no creo que sea muy peligroso. Caminamos estos dos kilómetros a esta cascadas impreisonante. Esta es la vista que tuve frente a mi desde el pequeño mirador al que llegamos.

Conocí a Shahar y Liran en el hostal. Liran es la primer chica de Israel que no es más valiente que yo. Me pidió con una cara horrorizada si podíamos hacer el tubing juntos. Bueno, quien soy yo para negar mi protección a una linda chica Israelí, no? *Inserte cara de sacrificio* Hehe

Me sentía muy confiado sobre este. No tuve dudas ni incertidumbre. Verás, la gente me ha dicho que en el momento en el que dudas es cuando los accidentes ocurren. Concuerdo ciento por ciento con este punto de vista. Así que lleno de seguridad a la dona flotante me subí.

Esta no fue una experiencia que te cambia la vida como algunas otras que he vivido recientemente pero era algo que necesitaba para sacar el miedo de mi sistema. Cual es el punto de viajar de manera salvaje si no haces cosas salvajes! Así que este fue el primer pequeño paso para volver a esta ruta de cavernícola salvaje.

Gracias por leer esto hasta el final y experimentar de primera mano mi pequeña batalla con este miedo interior que adquirí en el Lago de Flores, Guatemala.

Recuerda, Vive el Aquí y el Ahora